El aro de matrimonio ha pasado por una larga historia para llegar a la forma de como lo usamos hoy: hace casi 5000 años que se usan alianzas de diferentes tipos de cueros, piedras y hierbas pero fue la III dinastía del Antiguo Imperio egipcio la primera civilización en usar un aro en el dedo. Para ellos, el círculo es un todo, no tiene principio ni fin, es ilimitado (símbolo de eternidad); justamente el significado del enlace matrimonial.
Los antiguos hebreos colocaban el anillo nupcial en el dedo índice y en la India se colocaba en el pulgar o en los dedos del pie. En el siglo III A.C., los griegos creían en la existencia de la vena amoris, una vena que va del dedo anular izquierdo directo al corazón y así fue que el dedo anular se convirtió en el más adecuado para llevar el aro nupcial.
Claudia Lira se dedica al diseño y manufactura de aros de matrimonio desde que inició su carrera como orfebre en 1997. Dieciséis años en la materia la convierten en una experta por lo que moldea casi todos los metales (oro amarillo, rojo, verde, blanco, platino y paladio entre otros) para manufacturar los aros perfectos para los futuros esposos.

Para mayor información o cotización escribe a claudia@claudialira.com